PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

 

Mallorca no es inmune a la austeridad y el caos que el mundo está experimentando. Esto es evidente a medida que vemos como las personas se quedan sin hogar, aumenta el número de mendigos en las calles y los centros de acogida desbordan su capacidad. El caos financiero, el aumento de las tasas de divorcio, el embargo de la propiedad y el desempleo en la isla han creado presiones significativas para todas las edades. Algunos jóvenes están especialmente en riesgo ya que se encuentran fuera de un sistema que les ofrezca apoyo, cuando lo ideal sería guiarlos para que sigan un camino positivo y productivo.
 
Muchos jóvenes abandonaron la escuela a los 16 años para poder trabajar en la próspera industria turística, sin haber obtenido ningún tipo de cualificación básica. En los últimos cinco años ha habido muchos cambios en el ámbito educativo y laboral, y hoy día es imprescindible para un éxito futuro tener un nivel básico de estudios. Con el aumento del número de jóvenes que abandonan la escuela y la disminución de empleo, hay una mayor sensación de impotencia, que se traduce en más jóvenes que recurren a la delincuencia y, en algunos casos, las drogas o el alcohol como medio de escape.
 
Las Islas Baleares se encuentran hoy día en medio del desconcierto con respecto a la dirección futura en educación. Los maestros se alinean en las calles en protesta y reina la confusión entre la población. Las escuelas privadas con cierto nivel de autonomía siguen funcionando, ofreciendo educación y oportunidades a los jóvenes que disponen de recursos, mientras que la escuela pública en general y las personas que no tienen estos recursos caen en la trampa de su existencia sin esperanza para la vía de cambio. No es de extrañar que muchos de los jóvenes que viven en la isla se encuentren con la desesperación.
 
La ironía de esta historia es que los fondos que se destinan para la ejecución de programas de prevención, tales como el que ofrecemos en Shambhala Fundación, suponen una mera fracción comparándolo con  los fondos necesarios para ejecutar programas en centros penitenciarios, albergues y centros de rehabilitación, los cuales son necesarios si no nos preocupamos en ofrecer un apoyo a estos jóvenes ahora.
 

La mayoría estará de acuerdo que “los jóvenes de hoy son el futuro de mañana” pero la pregunta a la que nos enfrentamos hoy en día es “¿Qué podemos hacer para ayudar?”……. La respuesta es Shambhala y aquí está el porqué de nuestro proyecto.

 
* El primer paso para ayudar a los jóvenes a romper con una espiral llena de problemas e incógnitas, es, crear la esperanza de que existe realmente una oportunidad fuera de este círculo.

* Si un joven cree que hay esperanza para una vida mejor, tiende a aceptar más rápido los cambios que surjan para poder lograr este objetivo.

* La capacidad de hacer cambios en la vida requiere una visión alternativa de su vida actual y del futuro, abrirse a nuevas oportunidades.

* Necesitan asesoramiento en el ámbito escolar y habituarse a realizar actividades físicas para aumentar la autoestima y mejorar su salud física y mental.

* Jóvenes con la orientación adecuada pueden acceder a una educación superior adecuada a sus necesidades y así poder acceder al mercado laboral sin tener impedimentos relacionados con el conocimiento académico.

* Un joven con empleo reduce las posibilidades de recurrir a la delincuencia o las drogas como un medio de supervivencia o de anestesia para el dolor que sienten.

* Menos drogas, delincuencia y desempleo permitirá que más fondos gubernamentales, vayan dirigidos a otras necesidades sociales como educación pública, salud y cuidado de las personas mayores, en vez de albergues, centros de protección o centros de rehabilitación.

* Para ofrecer este entorno mental, físico y emocional es necesario hacer una inversión en profesores, psicólogos y entrenadores.

* Pero para esta infraestructura de cambio es imprescindible tener fondos suficientes para poder cubrir a todos los jóvenes que acuden al programa.

Con todo lo dicho anteriormente se demuestra que nuestro proyecto es importante para todos nosotros en la isla, porque no debemos olvidarnos nunca de los jóvenes; ellos merecen una oportunidad para seguir luchando por sus sueños.

“En Shambala, los jóvenes son impulsados por sus aspiraciones, no obligados por las circunstancias”

No nos olvidemos nunca de estos valientes guerreros que quieren una vida mejor… simplemente no podían encontrar ayuda para salir adelante… Ahora la tienen!
 

“La creación más peligrosa de toda sociedad es el hombre que no tiene nada que perder”
James A Baldwin

 

Powered by Dragonballsuper Youtube Download animeshow